Los fiordos son valles profundos provocados por el deshielo glaciar y ocupados por aguas gélidas. Se encuentran en las altas latitudes de los dos hemisferios de la Tierra.

De norte a sur, los fiordos chilenos ocupan un tramo litoral de unos 1.500 kilómetros, mientras que su línea de costa suma más de 100.000 kilómetros, según la bióloga Vreni Häussermann.

Respecto a su interés científico, los fiordos tienen mayor capacidad para almacenar CO₂ que la que poseen los mares comunes. Este gas puede pasar millones de años atrapado en sus aguas en vez de ser liberado a la atmósfera.

En la Patagonia chilena, en una zona conocida como Ecorregión Marina Chiloense, se encuentra una extensa área de fiordos que albergan ecosistemas únicos en el mundo. Esta región es hogar de una gran variedad de mamíferos marinos, aves y corales.