Mamihlapinatapai, un vocablo de origen yámana o yagán, está incluida en el Libro Guinness de los Récords como la «palabra más concisa del mundo».


El término, que no tiene traducción en castellano, significa «el entendimiento silencioso entre dos personas que están pensando o deseando lo mismo, pero ninguno se atreve a expresarlo».


Los yámanas han habitado los canales ubicados al sur de Tierra del Fuego desde hace 7000 años. Fueron cazadores y recolectores marítimos, que pasaban gran parte de su vida arriba de su anan (canoa de corteza de árboles) o en pequeños campamentos con viviendas hechas de pieles y armazón de palos.