Estudios realizados durante el 2021 indican que, consecuencia del cambio climático, existirán cambios en la región de Magallanes. Ejemplo de lo anterior es que, en la zona de Gallegos Chico, Puesto Portada, Desolación, Cerro Sombrero, las precipitaciones disminuirán en un 5% al año 2050 y la temperatura será en promedio en 18 °C lo que actualmente es de 16,7 °C.

En Punta Arenas, las temperaturas también se incrementarán, pasando de 15.3 °C, que es el promedio actual a 16,4 °C. Las precipitaciones aumentarán, pero los expertos dicen que no serán suficientes para combatir el déficit hídrico que se enfrenta.

Por otra parte, y un dato menos conocido es que, más del 47% de los suelos de la región tienen limitaciones de uso que restringen los cultivos y que se necesitan prácticas especiales de manejo y conservación. Son más de 3 millones de hectáreas, presentan un cierto nivel de erosión en la actualidad.

Cabe destacar que, estos resultados son parte del trabajo de 18 meses de Centro de Información de Recursos Naturales, CIREN y la Fundación de Innovación Agraria (FIA).