Entrevista al Dr. Nelson Valdivia.

Los pateologastrópodos   –conocidos comúnmente como lapas o mauchos– pueden jugar un rol crucial dentro de los sistemas marinos. En algunos sitios costeros, estos herbívoros actúan como si fueran verdaderas máquinas cosechadoras, arrasando con todo lo que se cruce por delante. Incluso, dependiendo del lugar, tienen la capacidad de cambiar el paisaje.

En la región de Magallanes, una de las áreas de estudio del Centro de Investigación Dinámica de Ecosistemas Marinos de Altas Latitudes (IDEAL), existen cuatro especies de patelogastrópodos pertenecientes al género Nacella: N. cocinna, N. magellanica, N. flammea y  N. deaurata. En el sector sur de Punta Arenas, es posible ver cómo N. magellanica, N. flammea y  N. deaurata cohabitan en una misma área.

El científico del Centro IDEAL, Dr. Nelson Valdivia, comenzó a estudiar las lapas hace cinco años, cuando participó en el Proyecto Anillo ART 1101, Algas Antárticas. Fue precisamente en la Antártica donde comenzó a realizar experimentos en la zona intermareal de Bahía Fildes, Isla Rey Jorge, con el objetivo de estudiar el funcionamiento de estos herbívoros. Hoy, además, sus investigaciones están centradas en otras dos áreas de estudios de la región de Magallanes: Punta Santa Ana y Faro San Isidro.

“Elegimos estos dos sitios porque son prístinos y están protegidos del acceso humano”, explica el Dr. Valdivia.

Punta Santa Ana y Faro San Isidro son dos de las áreas de estudio que investiga el Dr. Nelson Valdivia.

¿Qué tipo de experimentos están realizando en los sectores de Punta Santa Ana y Faro San Isidro y cuál es el objetivo de ellos?

Estamos realizando experimentos de inclusión y exclusión con el objetivo de estudiar el efecto de la densidad de N. deurata sobre la comunidad que vive sobre las rocas. En algunas rocas de los sectores intermareales pusimos muchas lapas y en otras dejamos pocas. Todo ello se realizó bajo los controles de procedimiento apropiados. El propósito es medir cuál es efecto de densidad sobre el crecimiento de los individuos y la colonización del sustrato. Esto después influye sobre cómo se ve el paisaje en general. Si hay mayor densidad, es decir, más lapas, uno esperaría un crecimiento más lento porque los individuos tienen que competir por los mismos recursos.

¿Cuál es la hipótesis con la que están trabajando?

Tras el primer muestreo que realizamos en Punta Santa Ana y Faro San Isidro, surgieron algunas preguntas como cuáles son los factores estructuradores de esas comunidades intermareales. Al analizar los primeros datos, nos dimos cuenta de que estos herbívoros serían capaces, por ejemplo, de remover bastante biomasa de la comunidad.

La hipótesis principal es que estas lapas tienen efectos significativos sobre la colonización del bentos. En otras palabras, que existe un efecto denso-dependiente en las comunidades que habitan junto a ellas.

¿A qué se debería este fenómeno?

Las lapas, y los herbívoros en general, pueden tener efectos poblacionales bastante grandes. Son como las vacas y el efecto del ganado. Mientras caminan, siempre están comiendo. Comen todo lo que está en el bentos: microalgas, propágulos de algas más grandes e individuos juveniles de invertebrados.

Existen cuatro especies de patelogastrópodos pertenecientes al género Nacella: N. cocinna, N. magellanica, N. flammea y N. deaurata. Fotografía: Nelson Valdivia.

Tanto en Faro San Isidro como en Punta Santa Ana, la labor de Nacella es crucial porque la exposición al oleaje y la fuerza del estrés físico al parecer no son muy grandes en comparación con otros sitios. Allí las lapas tienen mucho tiempo para moverse y comer.

¿Existen otros factores que contribuirían a ello?

Creemos que las lapas son muy importantes en los sectores de Punta Santa Ana y Faro San Isidro porque, además, esa zona presenta una característica particular: no existe una abundancia muy grande de carnívoros, por lo menos, durante invierno y primavera. Hasta el momento, en el intermareal no hemos detectado, por ejemplo, carnívoros como estrellas de mar. De todas formas, aún tenemos que corroborar estas observaciones preliminares.

La Antártica es una de las áreas de estudios del Centro IDEAL. ¿Qué ocurre con Nacella allí?

En el proyecto Proyecto Anillo ART 1101, realizamos experimentos pequeños, donde se excluyeron las lapas de la zona intermareal en Bahía Fildes y eso lo hicimos en ambientes expuestos a la desecación, es decir, en rocas emergentes y también en pozones intermareales. El objetivo de nuestra investigación es comparar las muestras extraídas en la zona sub-antártica con las de la Antártica para determinar cuál es la relación entre ambas áreas de estudio. Estas investigaciones serán la base de nuevos estudios diseñados para entender cómo las interacciones de competencia y herbivoría cambiarán de acuerdo a lo escenarios del cambio climático.